Terceras Jornadas del Románico en La Rioja Alta

 


Terceras Jornadas del Románico en La Rioja Alta

 

Tras la presentación oficial, las III Jornadas del Románico se abrieron en Fonzaleche con la conferencia inaugural de J.I. López de Silanes, catedrático y estudioso descendiente de nuestro pueblo y autor del primer estudio publicado sobre el románico en La Rioja, hoy agotado, “Rutas Románicas en La Rioja”.

 

La conferencia llevaba por título “El románico en la Obarenia” y se desarrolló mediante una didáctica y amena exposición sobre las distintas tipologías, periodos constructivos y principales características de cada una de las construcciones románicas de la comarca denominada “Obarenia”, la de mayor densidad en patrimonio románico de La Rioja.

 

A lo largo de la misma nos ilustró sobre construcciones ya desaparecidas (como la de Arce en Foncea y Sajuela de Suso en el enclave burgalés de Sajuela), otras en estado de ruina (la Iglesia de Santa María de Barrio en Cellorigo, que conserva restos mozárabes), y sobre los detalles constructivos que diferencian las existentes en Sajazarra, Villaseca, Fonzaleche y Treviana, pequeños templos poco conocidos y en su mayoría de un románico tardío, a excepción del ábside de la Iglesia de San Martín de Fonzaleche.

Terceras Jornadas del Románico en La Rioja Alta

 

La Iglesia de San Julián de Castilseco fue definida por López de Silanes como “la joya” de este románico de La Rioja alta, con un estilo muy armónico y de proporciones áureas.

 

La conferencia finalizó recalcando la importancia de la promoción como medio de dinamizar y articular perspectivas de futuro en la comarca.

 

Más información al respecto: http://www.larioja.com/v/20130817/cultura/obarenia-comarca-mayor-densidad-20130817.html

 

El primer día de estas Jornadas terminó con el concierto de contrabajo y piano ofrecido por Mikel Martinez Valgañón y Alexandru Ion Lazar, ambos estudiantes en el Royal College of Music y con un amplio currículo en sus respectivos instrumentos a pesar de su juventud.

 

Ofrecieron un gran concierto, con un repertorio que iba evolucionando desde el medio barroco hasta la música contemporánea.

 

Jon Mikel Martínez abrió el concierto con la Allemanda de la primera Suite de J.S. Bach para solo Violoncello. La música del maestro alemán resonaba en las paredes de la iglesia de Fonzaleche.

 

Después de este intenso comienzo, continuaron con las 4 piezas de R. Gliére para Contrabajo y Piano. Las dos primeras, Preludio y Scherzo, combinan melodías sobrecogedoras con temas joviales. Continuaron con la interpretación del Intermezzo y Tarantella, similares en estructura a las dos anteriores pero con un toque más de virtuosismo, especialmente en la Tarantella, en la que ambos tuvieron que poner a prueba sus habilidades técnicas, y que saldaron con una gran ovación del público. La amistad y conjunción de los intérpretes quedó reflejada en la intensidad y maestría de la ejecución.

 

La obra elegida para llenar la segunda parte del concierto fue “A Carmen Fantasy for Double Bass and Piano” de Frank Proto. Fantasía basada en la ópera Carmen de Bizet.

Iglesia parroquial de San Martín, Fonzaleche

 

La obra fue abierta por el contrabajo de Jon Mikel, en un “Preludio” que combinaba influencias Españolas y Árabes, todo bajo el lápiz y el toque personal de Proto. Después tocaron la “Aragonesa”, con algunos de los temas más reconocibles de la ópera. Posteriormente el piano comenzó con acordes que podrían pertenecer a cualquier balada de Jazz, pero que forman parte del “Aria de Michaela”, con claras influencias de la música popular y del Jazz utilizadas por Proto al escribirla. A continuación “Toreador”, en el que además de las influencias anteriores está presente la de la música contemporánea. Para finalizar el concierto, llegó el último movimiento de Carmen, la Danza Bohemia, técnicamente una obra muy compleja pero con una gran interpretación de Alexandru y Jon Mikel.

 

Finalmente Jon Mikel decidió tocar el Preludio de la primera Suite de J.S.Bach para Violoncello solo, broche final de un sorprendente y extraordinario concierto.